Cutaway Guitar Magazine BAJISTAS Y BAJISTAS 46 - Page 10

Primero un poco de historia: Gerald Marleaux es un luthier alemán que acumula 28 años de experiencia ya que inició su actividad profesional en la localidad de Clausthal-Zellerfeld allá por el año 1990. Sus inicios fueron realmente tempranos ya que en 1982 y con tan sólo 14 años comenzó a construir bajos como hobby. Desde un pequeño taller que montó en casa de sus padres fue haciéndose bajos para él y para algunos amigos. Al acabar las actuaciones eran muchos los que se acercaban a Gerald para preguntarle qué bajo había usado y felicitarle por el sonido, lo cual le dio el impulso definitivo para tomar la decisión de que esa iba a ser su profesión. Estudió durante dos años en la Escuela de Diseño y se pasaba la mayoría del tiempo posible en el taller del luthier Emmo Kochs, un especialista en viola de gamba del que aprendió buena parte de su oficio. Más tarde pasó a trabajar en la construcción de mueble especializado en época barroca, perfeccionando el arte de las incrustaciones y el trabajo fino en la madera. El primer diseño para el modelo Consat data de 1988, dos años antes de establecerse oficialmente como Marleaux Bass Guitars. Desde entonces han salido de su taller algo más de 2900 bajos, así que estamos hablando de alguien que conoce a la perfección su trabajo y acumula una experiencia enorme. Todo ello se traduce sin duda en una construcción impecable donde sencillamente no hay errores. El objetivo de Marleaux siempre ha sido el de intentar lograr la máxima calidad en todo el proceso sin descuidar ni el más mínimo detalle. La selección de madera (en la que se implica personalmente) es vital en su caso. No menos importante resulta el posterior almacenaje y secado natural que se lleva a cabo del modo más estricto posible (damos fe de ello porque hace años pudimos visitarle en su taller y nos maravilló su rigor y precisión). Se trata de un enfoque totalmente profesional y meticuloso que intenta dejar fuera de la ecuación la casualidad o los elementos aleatorios. Este proceso consigue que los bajos que salen del taller de Marleaux sean sencillamente perfectos, gozando de una gran estabilidad, un equilibrio y una ergonomía sencillamente intachables. B&B MAGAZINE #46 Marleaux Consat Special Edition 5 El instrumento que analizamos hoy es el modelo Consat y es uno de los diseños más clásicos de Marleaux . Se caracteriza por una forma realmente ergonómica ni muy grande ni muy pequeña donde encontramos un cuerno superior que se extiende hasta el traste 12, permitiendo un equilibrio perfecto, al tiempo que mantiene una generosa zona de apoyo para el antebrazo derecho, algo que sin duda es muy de agradecer. Por su lado, el cuerno inferior cumple a la perfección como punto de apoyo muy cómodo cuando tocamos sentados, permitiendo el acceso al traste 24 sin el más mínimo esfuerzo, todo un logro tratándose de un mástil atornillado. La unión con el cuerpo se realiza mediante 6 tornillos que van incrustados (sin placa) con la peculiaridad de que el mástil se extiende hasta la propia pastilla del mástil, favoreciendo la transmisión de vibraciones y mejorando el acceso. Por lo general se nota mucho cuando un bajista se convierte en luthier ya que muchos aspectos de su diseño o construcción no vienen dados por un mero ejercicio estético, sino que se aplica el principio de que la forma debe estar al servicio de una función. O dicho de otro modo, todos los años de experiencia como bajista en los escenarios les permite resolver problemas concretos con los que se han encontrado a lo largo del tiempo. Es por eso que el diseño de este cuerpo resulta ideal para largas sesiones.