Boletín de Novedades Nº 10 - Page 12

12

En el año 2016 me desempeñé como bibliotecario en la localidad de Totoras. Una de las actividades propuestas desde dirección fue realizar una obra de teatro.

Ese año la obra seleccionada fue “El príncipe pide una mano”, de Graciela Repún y Enrique Melantoni. Si bien la representación final salió muy bien, el proceso fue bastante arduo.

La mayor dificultad que observamos radicó en que, al tratarse de una obra de teatro, los alumnos debían memorizar todo su parlamento, lo cual implicó días y días de ensayo. Además, la representación era para alumnos, docentes y padres, lo que suponía un mayor nerviosismo de parte de los actores, con el consiguiente olvido o confusión respecto a lo que tenían que decir en el escenario .

Es por estos motivos que para el año 2017 se decidió darle una vuelta de tuerca a este proyecto: en lugar de realizar una representación teatral se filmaría un cortometraje, una adaptación de la película “El cadáver de la novia”, de Tim Burton. Esto trajo varios beneficios a la hora de poner en práctica del proyecto.