Blablerías N°6 - Julio 2013 - Page 12

* 8

El precio de la nada

Ilustración

as

“Haceme un dibujito, que a vos no te cuesta nada.”

Veamos.

Los secretos no son demasiados: tijera, trincheta, cola en barra y de la otra, cartulinas y pinza de depilar como elemento extraño. Paciencia, trabajo y esmero.

A veces hago un croquis, previamente, en un papel común y corriente. Calco mi propio dibujo en papel vegetal, luego paso en espejo cada una de las zonas de color que arman la imagen en el reverso de las cartulinas correspondientes. Recorto y ubico por el derecho cada papelito en el lugar que (supongo) le corresponderá. Puede gustarme y queda; o no gustarme, y lo recorto y reubico (un trabajo bastante escultórico). Si la superposición de papeles me convence, los pego.

Entre el dibujo y el pegado, millones de operaciones mentales que buscan construir las combinaciones justas de color y forma, la distribución del espacio dibujado y los espacios en blanco, las monocromías y las explosiones cromáticas.

Por ejemplo:

Federica tiene el pelo ondeado pero eso no lo sé hasta que descubro que la posibilidad de entrelazar papeles forma un trenzado muy sugestivo y estético ¿con cuántos papeles resuelvo el pelo de Federica? Podría ser una sola superficie de color uniforme sobre la que pegar el papel que hará las veces de cara pero no la idea de entrelazar cabellos me atrapa y decido seguirla entonces ¿cuántos pelos de papel tendrá Federica? es necesario que no sean tantos para poder manipularlos al trenzarlos pero no pueden ser tan pocos porque no tiene que parecer pelada pruebo con dos pruebo con tres pruebo con cuatro tiras de papel medianamente grueso los entrelazo sobre y tras la cara de ella veo cómo queda decido que con tres de esas tiras de papel medianamente grueso logro suficiente flexibilidad para la manipulación y la apariencia de una cabellera abundante y expresiva pienso en la impresión del libro para el que todavía no tengo editor si hago todo el pelo del mismo color corro el riesgo de que la impresión no me tome las sombras y parezca un papel calado decido usar tres tonos del mismo color que se verán aún cuando la impresión no sea de lo mejor (hay que estar preparado para todo) antes he

pensado en qué color usar para esto azul azul sí azul siendo la cara de tonos rosados y el vestido verde y

Más pensamientos automáticos que resuelven o complican nuestras cuestiones estéticas…

…Describir todo lo pensado para un libro entero nos llevaría una enciclopedia completa. Lo dicho, solo, para buscar la forma y el color del pelo de un personaje.

Antes, o después, o durante todo esto vino la definición del estilo (un trabajo que requiere años y vida, claro). Porque no siempre trabajé con la tijera y el papel. Antes de llegar a ellos pasé por la rotring, las fibras, los lápices de colores. Descarté los pinceles, las acuarelas, las tintas, pero para eso tuve que probarlas.

Antes, o después, o durante. Hice humor gráfico, historieta, dibujos para revistas y golpeé puertas, llamé por teléfono, y fui mal y bien atendido, tuve que insistir, y hacer colas, y dejar carpetas e invertir en fotocopias. Verme cajoneado y estar ansioso esperando llamadas. Persistir y convencerme de que reclamar una respuesta prometida no es ser pesado.

“Haceme un dibujito, que a vos no te cuesta nada”, dicen

Carísima, la nada. Digo.

De su libro "La otra lectura", "La ilustración en los libros para niños", Lugar Editorial, 2007

amarillo la nariz en naranja y los ojos violetas el azul parece lógico claro que antes de llegar a esta conclusión y cerrar pruebo con nariz azul y pelo naranja y vestido azul y violeta y pelo rojo y piel amarilla y ojos verdes y piel violeta y pelo amarillo y vestido rojo y rosado y…

por Istvan Schritter

www.istvansch.com.ar

UN MUNDO IDEAL

por Ricardo Montaner y Michelle