Blablerías N°12 - Octubre 2014 - Page 12

* 12

l Venique Tecuento es un espacio comunitario donde, desde hace quince años, nos reunimos a compartir historias los primeros viernes de cada mes.

Surgió en la ciudad de Córdoba, casi de manera espontánea, entre los asistentes a un taller de narración que dictó Laura Castagno (narradora del mítico “Caldero de los Cuenteros”) en el CEDILIJ (Centro de Difusión e Investigación de Literatura Infantil y Juvenil). Ese taller sembró en los asistentes las ganas de seguir encontrándonos para contarnos y escuchar historias. Y un viernes 6 de agosto de 1999, nos reunimos por primera vez en un viejo bar del Paseo de Las Artes.

En ese primer encuentro éramos ocho de los talleristas (entre los que estábamos Lida Carnevalli y yo) y se sumaron algunos hijos y algunos amigos (como Ana María Murillo, que

amigos (como Ana María Murillo, que se integró inmediatamente al grupo). Como el bar era un poco ruidoso, le pedimos a CEDILIJ que nos brindara cobijo y allí decidimos sostenerlo siempre los primeros viernes de mes en horario de 19.00 a 21.00, para facilitar la llegada de las familias con chicos (luego del horario de escuelas y antes de la hora de la cena).

En estos dieciséis años fuimos rotando por diferentes espacios hasta llegar al actual, el Museo San Alberto.

En aquellos tiempos, contábamos con muy poca bibliografía teórica sobre Narración Oral, y quienes sentíamos la necesidad de crecer entendimos que un camino posible era ver y escuchar a otros narradores, para aprender de ellos. Con esta idea me contacté con Gaby Cechetto, entonces Directora de Cultura de Villa Allende y junto con su equipo organizamos el primer Encuentro de Narradores Orales “Poné la oreja que te cuento”, que convocó a gente de Córdoba como Alejandra Oliver Gulle y Eduardo Chaves, y de Buenos Aires. Este primer encuentro generó inmediatamente un segundo encuentro provincial y, casi simultáneamente, el Primer Encuentro Nacional de Narradores Orales en Alta Gracia.

Con el pasar de los años, el grupo original se fue modificando: se sumaron Alejandra Oliver Gulle,

Con el pasar de los años, el grupo original se fue modificando: se sumaron Alejandra Oliver Gulle, César Vargas y otras personas que llegaron como público y luego se integraron al grupo como narradores.

Durante estos años no ha sido fácil sostener el espacio: hemos sufrido altas y bajas en el equipo; tuvimos que mudarnos de espacio físico varias veces; nos han valorado y nos han ignorado diferentes gestiones culturales municipales y provinciales. Pero no hemos claudicado en nuestras convicciones y seguimos sosteniendo varios espacios comunitarios que han consolidado la movida cuentera en Córdoba, reconocida a nivel provincial y nacional: por la trayectoria del Venique, recibí en 2012 el Premio Pregonero Narrador Oral).

Este los espacios de promoción del arte de narrar que sostuvimos se encuentran:

“Córdoba Cuenta”, que consistió en espectáculos de cuentos para adultos, en los que se homenajeaba a autores locales e internacionales y se convocaba a narradores de otros grupos de Córdoba a sumarse a estas celebraciones . Entre 2001 y 2005 se realizaron dos ediciones anuales.

E