Basket Marcha 2013 25 septiembre, 2013 - Page 48

“Soy partidario de la quitar la pasarela, pero con matices” Como todos, tiene aspiraciones personales en este fantástico mundo del baloncesto, que tanto le apasiona. “Lo máximo, lo más arriba que pueda llegar. Hay que ir paso a paso, pero aspiro a llegar a lo más alto”. Rodríguez no rehúye hablar de la norma pasarela, que acaba de eliminar la Federación Española de Baloncesto, y, que quizá la ‘Canaria’ recupere para el preinfantil. Sobre lo que la parecía la norma y, quizá, como la tenían que haber aplicado, deja claro que “soy partidario de tenerla, pero con matices. En Galicia lo que hicimos fue que jugaran diez jugadores en cada partido. Los dos primeros cuartos con la norma pasarela, y los otros dos cuartos, al baloncesto puro y duro. Los marcadores eran más igualados”. A la cuestión de la diferencia entre el baloncesto canario y el gallego, David Rodríguez señala que “el gallego es más físico y es un escaparate. Los chicos tienen más salidas. Antes iban a cualquier sector y podía llegar cualquier equipo y ficharlo. Para mí es un orgullo que dos chicos que tuve en infantil, uno esté en la Leb Oro y el otro esté en el Barcelona que el año pasado fichó en el cadete. Eso significa que tu trabajo da frutos y que lo trazado en el club está en buena línea”. El preparador gallego, afincado en Tenerife, considera que las canchas en la Isla están bien preparadas. “Hablo sobre todo por el Luther King, que cuenta con diez canchas de minibasket y tres de baloncesto normal. Y están todas en condiciones. En cuanto al Canarias, con el trabajo del coordinador y de Aniano Cabrera no tenemos problemas. Contamos con el Ríos Tejera, Alberto Delgado y la de Guamasa. En líneas generales, están bien de infraestructuras y preparadas”. Ya metidos de lleno en el Canarias de minibasket, David Rodríguez considera primordial el balón e ir día a día y perfeccionar el lanzamiento a canasta. “A estas edades hay que trabajar la técnica individual y el tiro a canasta. También dice que es primordial, ser humildes y no querer correr más de lo debido. Hay tiempo para todo. Ni todo va a ser físico ni todo va a ser jugar cinco contra cinco”. Al entrenador del conjunto aurinegro le sorprende que no vayan muchos técnicos a ver cómo entrena el Canarias en la ACB. “Suelo ir con frecuencia a los entrenos y recomiendo a los entrenadores que vayan. Hay cosas que aprender y de ahí puedes adaptarlo a tus equipos tales como los calentamientos del preparador físico que usa muchos juegos con y sin balón”. “Tengo que agradecer el apoyo que me dieron gente de la Isla como Mederos y Luis Macía, que sin conocerme de prácticamente nada me dieron la oportunidad de poder trabajar en su clubes. También a la gente tanto del Luther como del Canarias, donde he encontrado una familia. También a mi familia que cada día me apoya y ayuda a conseguir mis metas”.