Basket Marcha 2013 25 septiembre, 2013 - Page 13

Opinión Una recomendación: copiar la fórmula de la Asamblea del fútbol tinerfeño Por Eduardo González Reconozco que vengo del fútbol y quizás a los que seguimos ese deporte, como les pasa a los que siguen el baloncesto, creen que el suyo es mejor. Y no es así. Cada uno tiene sus encantos y sí aconsejo a unos y otros que deben mirarse más allá de sus “ombligos”. Tengo la ventaja de seguir los dos y disfrutar de ambos. Confieso que tenías ganas de acudir a una Asamblea de baloncesto de la Federación Tinerfeña, porque a las de fútbol, por mi condición profesional, siempre fui. Sobre una quincena de veces he estado en ellas y doy fe de que ha ido mejorando. A la de baloncesto acudí este pasado fin de semana y me recordó a las primeras de fútbol, es decir, cuando a éstas se llegaban sin temas consensuados, cada uno iba a lo suyo y lo único que les preocupaba era el interés particular por encima del general. Duraban horas y horas. En esta de baloncesto, por momentos, cerré mis ojos, y oyendo a los distintos dirigentes, pensé que estaba en “un regreso al pasado”, es decir, que era una de fútbol de mis inicios… ¡No puede ser! Desde hace algunos años, la Federación Tinerfeña de Fútbol, para evitar, y perdonen la expresión, una torre de babel en la que nadie entendía a nadie, ya que unos y otros querían imponer sus criterios, optó por realizar unas reuniones previas a la Asamblea con los clubes en sus distintas categorías, por supuesto, en distintos días. Cada uno expone sus propuestas y, a partir de ahí, se abre un trámite para ver si en esas reuniones particulares se aprueban algunas “enmiendas” para llevarlas a la Asamblea. #AsambleaFIBT Además la propia Federación, aparte de las fechas de competición, suele también presentar alguna. Luego de las que salgan de las reuniones previas, se trasladan a la Aamblea y como van consensuadas de antemano, se aprueban. Así de sencillo. Cuando se hacen las Asambleas no se saben ni los equipos inscritos, ni cómo quedan los grupos. En la base hay fases previas de infantiles hacia abajo, mientras que en cadete y juveniles ya van a sus categorías. Se ha conseguido con esta fórmula que en dos horas se lleve a cabo la Asamblea, con la lectura de las cuentas de las temporadas anteriores, los presupuestos de la nueva y demás asuntos, hasta el apartado de ruegos y preguntas. Incluso, da tiempo para entregar distinciones a colaboradores. Vista la de este pasado fin de semana de la Federación de Baloncesto, me da la impresión de que debería copiar este modelo. Los foros para hablar deben ser esas reuniones y luego trasladarse a la Asamblea. No es de recibo que se esté casi cuatro horas reunidos para al final no aprobarse, en algunos casos, las fechas de los calendarios, y con muchos queriendo poner enmiendas o propuestas sobre la marcha, cuando las normas dejan claro que debe presentarse varios días antes y por escrito. Todavía había alguno que señalaba que si había que estar todo el día se estaba y que se abrieran debates sobre la marcha. Por favor, que estamos en el siglo XXI y el baloncesto no debe retroceder en todo lo que ha conseguido. Sé, de antemano, que a muchos de ustedes no les gusta que les compare ni les nombre el fútbol, ni es mi intención. Solamente expreso que hay que hacer algo para que una Asamblea no sea “un castigo”. No todo es malo en el balompié y ese modelo de reuniones previas es lo ideal para todas las disciplinas. Por cierto, que de 150 asambleístas, asistieron 48 ¿De qué estamos hablando?