Basket en Marcha 02 mayo, 2013 - Page 63

Crónica de una campeona anunciada Maite Álvarez se hace con el trofeo “Basket en Marcha” y Naomi Rose finaliza segunda Maite Álvarez se ha proclamado campeona del trofeo “Basket en Marcha” que la acredita como máxima anotadora de la categoría Junior Insular Femenina, al anotar un total de 254 puntos en 12 partidos, promediando 21,17 tantos por encuentro. La realejera, que era la virtual campeona la semana pasada, tenía que esperar a que su principal competidora, Naomi Rose, no hiciera la machada de conseguir 99 puntos en los dos últimos encuentros de liga. Finalmente, la jugadora hispano-británica del Valle Arautápala no logró su más que complicado objetivo, pero sí acabó en segunda posición con un magnífico promedio de 17 puntos. Durante esta jornada, Alba González, jugadora del UB Laguna, volvió a ser la máxima anotadora, tras meter un total de 22 puntos en el trabajado triunfo de su equipo frente al Tacoronte. Su compañera de vestuario, Adriana Barroso la apoyó con 21 tantos y fue segunda. El tercer puesto fue para Laura Ordóñez, quien con 19 puntos, ayudó al Valle Arautápala a derrotar al Santa Cruz. Los 22 tantos de Alba González le permiten, además quedar en tercera posición, con 209 puntos en 15 partidos, promediando 13,93 tantos por encuentro. Por su parte, Adriana Barroso acaba la competición en vigésima plaza, gracias a su espectacular final de campaña. Laura Ordóñez termina octava con un promedio de 12,6. Máxima anotadora Maite Álvarez. La escolta del CB Realejos ha dejado boquiabiertos a propios y a extraños. Su velocidad, su facilidad para robar balones y su manejo de las dos manos la hacen una rival temible. Siendo cadete, ha destacado de manera sobrenatural en la categoría (30 puntos o más en 3 partidos y 20 o más en 7), y sin presión alguna fue capaz de liderar a su equipo para superar una complicada Fase Previa y llevar al conjunto norteño hasta la Final Four. Enfrente, tendrá al todopoderoso Isla Única, otro reto para ella, el cual intentará solventar con la ayuda de sus compañeras. Jugadora revelación Naomi Rose. Muchos nombres podrían haber ocupado el premio de jugadora revelación (Julia Kowalska, Alba González, Elena Hernández, María Ledesma, Elena Fajardo, María Báez, Alba Amaral, Yamilé Hernández, Olga del Rey…), pero la jugadora del Valle Arautápala es distinta a las demás. Es una base con muchísimos recursos, capaz de anotar de media y larga distancia, con entradas a canasta o asistir con calidad a sus compañeras. Su visión de juego y su creatividad la convierten en una de las mejores bases de la categoría. No es de extrañar que esté apuntada en la lista de un ‘grande’ para la siguiente temporada. Jugadora más regular Marta Negrín. Sus números la avalan. Ha sido la única jugadora del campeonato capaz de meter diez o más puntos en los catorce encuentros que ha disputado. La pívot del Santa Cruz es la referente en el poste bajo del equipo capitalino, de crucial importancia en ambos lados de la pista en las cinco victorias que ha cosechado el conjunto de Josué Borges. Negrín es sinónimo de que el balón acabará dentro del aro si lo recibe dentro de la zona, pero también tiene una excelente muñeca en tiros más alejados de canasta. En defensa, se impone a base de tapones. Una jugadora muy completa. Una poste de garantías. MUÑECA DE ORO Alba González (UB Laguna) MUÑECA DE PLATA Adriana Barroso (UB Laguna) MUÑECA DE BRONCE Laura Ordóñez (Valle Arautápala)