Basket en Marcha 02 mayo, 2013 - Page 39

Gracias a ello, el equipo lagunero empezó, poco a poco, a remontar la desventaja, mientras su rival empezaba a sumirse en una ‘pájara’ que duró bastantes minutos. Tres triples en este tercer cuarto y 10 puntos de Fran Aledo provocaban la reacción del Luther King, que llegaba al minuto 30 con un esperanzador 46-47 en el electrónico. La ofensiva de los anfitriones continuó en el inicio del último período, hasta el punto de endosar un parcial de 32-8 que parecía sentenciar la contienda (6049). Pero en ese instante llegó el cántico de la afición matancera, y su equipo reaccionó. Dos tiros libres de Javi González, triple de Igor Suárez y canasta de Crispi León. Parcial de 0-7 en apenas un minuto y los visitantes soñaban de nuevo con la victoria (60-56). Los nervios pesaron entonces en ambos equipos, hasta que Crispi León (posiblemente, el jugador más decisivo del campeonato), consiguió un 2+1 increíble que ponía el empate a 62 a 26 segundos del final. El Luther King salió con la idea, tras el tiempo muerto, de darle el balón a su jugador franquicia, Fran Aledo, quien agotó la posesión al máximo, se fue al lado derecho tras recibir un bloqueo y se jugó un triple. El balón, sin embargo, no entró. Y ahí se fraguó la jugada para la historia. Igor Suárez captura el rebote, se la pasa a Javi González y éste, a su vez, a Samuel Álvarez, quien solo bajo canasta y sobre la bocina (los árbitros estimaron que estaba dentro de tiempo), le daba el pase a su equipo a la final… y a la gloria. El bonito gesto de Luis Macía Pocas veces se ha visto en Tenerife un ambiente como el que vivió el Luther King el pasado lunes. Y es que, según datos facilitados por el club local, medio millar de espectadores se dieron cita en el colegio lagunero para disfrutar de la eliminatoria entre el Luther King y el CB La Matanza. Tras un vibrante encuentro, en el que lo mejor fue el comportamiento de las dos aficiones, que se dedicaron a alentar en todo momento a sus equipos, llegó el desenlace final, desalentador para los locales e increíble para los visitantes. Los más de 200 aficionados del equipo norteño, de hecho, saltaron a la pista a festejarlo con sus jugadores, y fue en ese momento cuando el coordinador del equipo colegial, Luis Macía, se acercó hacia ellos y les aplaudió en reconocimiento a su apoyo y deportividad. Sin duda, un gesto que honra y dignifica a uno de los técnicos más reputados de la Isla. Una canasta a tabla de Fran Aledo devolvía la tranquilidad a los suyos (6256, minuto 38), pero ‘Tote’ Álvarez respondía con un triple inverosímil.