Asetur 19 Abril.2014 - Page 34

huatl: atl-xólotl, ”monstruo del agua”) forma parte de las raíces y antiguamente era manjar de los nobles mexicanos, solían disfrutarlo cocido o asado; de sabor muy peculiar. El axolote es una neotenia, que mantiene su estado físico juvenil o de larva durante su vida. Cuando este se resiste a sufrir un cambio, el axolote crea una nueva especie, ya que tiene cualidades de regenerarse por sí mismo. Los científicos aseguran que podría tratarse de una regresión evolutiva. El axolote se puede encontrar en la zona arqueológica reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, que abarca desde Cuemanco hasta Mixquic. Para la preservación del axolote, es primordial mantener a salvo los huevecillos de otras especies que habitan en Xochimilco, como la tilapia y la carpa ya que se alimentan de las huevos. 39