Asetur 19 Abril.2014 - Page 14

con piedra pómez, lo que le confirió una singular ligereza estructural. La portada principal, llamada del Perdón, se concluyó en 1664. Es la puerta de honor y se abre sólo en grandes ocasiones. A la izquierda de esta fachada está la estatua de san Pedro, con un libro y una llave y se presenta Santa Rosa de Lima, que fue la primera Santa Americana. A la derecha se encuentra la de san Pablo, con la espada; y Santa Teresa a quien un ángel la hiere simbólicamente con una flecha en el corazón. Con esta vista frontal de la Catedral se brinda un escenario majestuoso con sus dos poderosas torres que son las más altas del país. Distribuidas a los lados de la nave central se encuentran catorce capillas, ocho antes de llegar al crucero y seis después de pasar éste. En total, siete a cada lado del templo. Cada una de estas capillas guarda objetos artísticos de distintas épocas y sin dejar atrás las pinturas que resaltan la vida y la forma de la misión de los obispos; al igual que no dejamos atrás las esculturas que destacan como las del Señor de la Columna. El lugar que no se debe dejar pasar y admirar es la arquitectura que hay dentro de la Catedral en el Coro, la cual se accede a él por dos hermosas e impresionantes portadas barrocas, las cuales lucen columnas que son decoradas por oro de hojas y en la parte superior se observa los cuatro ángeles que decoran el antiguo coro. Frente al coro se encuentra, el altar de Ciprés que fue proyectado por Manuel Tolsá en 1797 y terminado por 13