Ansuz Magazine Cuarto número. Febrero 2019 - Page 12

interior y se derrumbe, la Fe y la Caridad correrán diligentes a darnos auxilio, de la misma manera que el pueblo mexicano ha curado y cura sus heridas − propias y ajenas−. Solidario, al igual que ellas, las personas cercanas estarán ahí para recoger, hombro a hombro, los pedacitos de nuestra vida sin esperanza para ayudarnos a reedicarla. Tal vez, sorprendidos, nos reconozcamos más valientes de lo que creíamos ser; quizá descubramos a personas que nunca vimos y siempre estuvieron ahí. Sin pensar, solo respiraremos y con esa bocanada de aire, avivaremos el fuego del amor interior que se creía apagado. Los sismos invitan al análisis y la reexión: ¿Qué cimiento sólido hay en mi vida?, ¿qué residuos debo retirar de ella?, ¿hay proyectos, personas, valores, sepultados bajo los escombros de mi acelerada cotidianeidad que deben ser rescatados? La vida es breve, los cataclismos lo recuerdan y nos invitan a hacer limpieza exhaustiva, a recuperar lo valioso e importante y enfocarnos en lograr la plenitud, la serenidad, la libertad; a rescatar con valentía lo que realmente da valor a nuestra vida. 11