andar por ahí | martin patricio barrios ago. 2012 - Page 84

El olor a flores y a cuerpos descompuestos me hace picar la nariz. Hace frío. Hay algo raro en los cortejos: no puedo dejar de mirar. No he podido creer en dios, no me sale, pero cada vez más creo en los que creen en dios. Cada vez más creo en los que han construido las cosas, las vidas, las telas, los licores, los cánticos, los instrumentos y los han interpretado y han tallado las piedras y las maderas por amor a su dios, mientras yo miro la belleza, solo. Sin entender muy bien qué cosa será la fe, qué cosa será creer que uno es parte de alguna cosa. Cada tanto me pongo la camiseta del Lobo, en algún lugar, donde la belleza está en lugares inciertos, al menos estará mi tribu, saltando, llorando, esperando, aunque yo no sepa del todo si es que pertenezco a los bombos, a las banderas.