andar por ahí | martin patricio barrios ago. 2012 - Page 60

¿O mejor mirar para otro lado y dejar no más que pase? ¿Mejor creer que estar expuesto es peligroso, que no es cierto que las gentes vuelan sin prestarle atención a la pobre ley de gravedad y vuelan por ahí, por los cielos del mundo a los gritos pelados?, gritan cosas como las palabras dale o viva, la palabra viva gritan y vuelan. Vuelan, pibita, vuelan sobre una tierra que sigue siendo plana a pesar de Galileo, de Copérnico y de la señorita Susana. Vuelan sobre los observatorios de Jaipur y les sacan la lengua. Vuelan por todos lados tocando trombones y putean a los ángeles asexuados que piden mesura. ¿Y vos? A mi me pareció que vos también podías abrir los brazos y volar y dejar estelas de estrellitas. Yo intentaba buscar el fondo de tus ojos y sentía la misma fascinación que aquella tarde que bajé a las cuevas del Mar de Andamán y veía las montañas de las costas de Prateth Thai perderse en las fosas del océano y casi me muero ahogado porque quería seguir más el llamado de los abismos mágicos que al instinto de conservación. Y así me pasó con vos.