andar por ahí | martin patricio barrios ago. 2012 - Page 110

Martin Patricio Barrios es “El Marto”. Nació cerca del río de La Plata. Dibujó, pintó, sacó fotos; asó carne de res, de cerdo, no de pescado. Mintió. Fue de acá para allá y un poco más allá; a la cancha de Gimnasia y a otras. A donde hubiera mar. Profesor en cuatro universidades, investigador, no piloto. Quería ser piloto y todavía quisiera. Demostró dificultades para pertenecer y facilidades para ir por el borde. Tuvo perros. Tuvo vértigo. Regó plantas. Perdió discusiones y paraguas. Perdió todas las peleas callejeras en los últimos 25 años. Ganó poco y nada. Trabajó menos. Miró por la ventana y tomó un poco de whisky sin hielo en vaso de tequila. Dejó de creer en el dibujo, en la arquitectura, en la importancia de algunas cosas. Dejó de fumar con pesar y nostalgia de buey. Añora fumar. Añora el viento del río y treparse a un avión que vaya a cualquier lado. Añora fumar en los aviones, fumar en los bares, a la mañana mientras prepara el mate. Añora fumar. Ama los lápices checos, las lapiceras alemanas, los relojes finlandeses, las zapatillas rojas, los anteojos rojos, su teléfono touch, mirar los mapas, hablar de más, escuchar de menos. Se vió obligado a pelear con mozos y operadores de call center y a mentir a los taxistas. Prefirió no usar medias ni almohadas y odiar los perfumes. No entiende las películas. Todavía cree que una buena carta termina así: “ojalá que tengas la mejor luna, la mejor tierra, la mejor paz. Soy Martin.” Martin Patricio Barrios is “El Marto”. He was born close to Río de la Plata. He draw, painted, took pictures; he grilled beef, pork, not fish. He lied. He went to and fro and a little further; to the Gimnasia stadium and others. Whererever there was sea. Professor at four universities, researcher, not a pilot. He wanted to be a pilot and he still wants to. He showed a difficulty to be part of and a facility to walk on the edge. He had dogs. He had vertigo. He watered plants. He lost arguments and umbrellas. He has lost every street fight in the last 25 years. He won little and nothing at all. He worked less. He looked out of the window and had a little whisky with no ice in a tequila glass. He stopped believing in drawing, in architecture, in the importance of certa