Agenda Cultural UdeA - Año 2012 MAYO - Page 8

ISBN 0124-0854 Nº 187 Mayo de 2012 y le permita mostrar sus normativa. Dichas puestas en escena exhiben y generan conflictos de clase y sexo, resistiendo, reforzando o creando formas distintas de experimentar el deseo, la sexualidad y la identidad. Es la corporalidad la que permite explorar creativamente estas posibilidades, pues más allá de ver la materialidad del cuerpo como un ente pasivo que reproduce lo que en éste se impone por las normas culturales, los estilos de la época o los coreógrafos de turno. El cuerpo danzante tiene posibilidad de producir nuevos significados dentro de las estructuras en que se mueve. obediencia posibilidades de acción. Si bien la coreografía puede determinar la dirección, el vocabulario del movimiento, las secuencias e interacciones en la escena, el intérprete, al bailar, puede dotarla de nuevos significados, o reelaborar los dados, gracias al poder que le otorga la cualidad de la danza de ser, al tiempo, productiva y reproductiva. La experiencia de la danza es paradójica, pues puede generar sensaciones kinestésicas de poder, control, trascendencia y unión con lo divino, y también referir a ideas de control o Dentro del mundo de la danza hay una creencia compartida en la maleabilidad del cuerpo, derivada de una concepción occidental cartesiana del dominio de la mente sobre el cuerpo, en el que las reglas de la mente las obedece el cuerpo. Muchas ve