Agenda Cultural UdeA - Año 2012 MAYO - Page 18

ISBN 0124-0854 Nº 187 Mayo de 2012 encuesta profunda sobre un aspecto particular de la actividad teatral. creación, de búsqueda escénica, de desarrollo actoral, de espectacularidad como presupuestos de la investigación teatral. Investigar no concierne sólo a especialistas, dice Pavis (1998), sino también a cada artista que se debate por encontrar sus propios recursos escénicos en cada práctica artística y a los profesores que son quienes organizan los saberes y estructuran metodologías de Según Del Toro, la noción de investigación científica corresponde a un contexto europeo y norteamericano, pues lo que ocurre en Latinoamérica es aun marginal, a pesar del desarrollo creativo del teatro en estos países tan diversos y novedosos. aprendizaje. El primer tipo de investigación, la que denomina como fundamentalista desemboca en tesis doctorales con unos modelos a veces inadaptados a la José A. Sánchez (1999), en sus estudios sobre el teatro, relaciona los cambios de comunicación actual. Pero admite que otras formas de investigación han aparecido pensamiento con los cambios escénicos y propone un estudio de la escena desde una mirada dialógica entre estas dos experiencias; es así como sustenta que la experiencia contemporánea del arte escénico está recientemente con modelos más digeribles como la idea de memorias escritas acompañadas de experiencias escénicas. determinada por la experiencia del teatro del La otra forma de investigación, según Pavis es la que se desarrolla en los procesos de preparación de un espectáculo durante los ensayos, también el desarrollo de coloquios sobre aspectos determinados de la creación y, finalmente, los encuentros de creadores y el planteamiento de sus propios hallazgos en sus laboratorios teatrales. Pavis, al nombrar estas últimas experiencias, incluye los procesos de siglo XIX y su resistencia a abandonar el concepto de teatro; afirma A. Sánchez que la idea de un teatro total, integrador de los diversos lenguajes, se encontraba en el deseo romántico y que muchas de las tendencias del arte del siglo XX heredaron este deseo de la obra de arte como instrumento de progreso, de una nueva sociedad.