Agenda Cultural UdeA - Año 2012 MAYO - Page 12

ISBN 0124-0854 Nº 187 Mayo de 2012 relativamente manejables (sobre todo en el campo) realizada por una élite que pasaba poco a poco de la “europeización” a la “norteamericanización” y si esa práctica se daba dentro de un marco formal político-social controlable, hoy nos encontramos con una práctica diferente en proceso de convertirse en una práctica contraria. Todos los valores que sostenían y a su vez eran sostenidos por esas élites hoy son negados y los antiguos “Siervos sin Tierra” utilizan todas las formas de lucha Imitation of Life, proyecto Delta 4 contra la condición del teatro, algo que, por cierto, históricamente, ha caracterizado las etapas “muertas” de nuestro arte. para lograr la “expresión” de sus problemas dentro de un marco formal político-social cada vez menos controlable. Otra característica del teatro es su cercanía a la vida, cercanía llena de riesgos a nivel “estético” pero que, como toda situación “arriesgada”, es fecunda. Hacer música o hacer pintura es más “difícil” que hacer teatro en lo que se refiere a las inhibiciones y a las dificultades del aprendizaje. Claro que hacer “bien” cualesquiera de las expresiones artísticas es igualmente difícil pero “acercarse” al teatro es más fácil, está más al alcance de cualesquiera. El teatro usa como sus “instrumentos” el cuerpo, la voz, los objetos, es decir, instrumentos que ya “tenemos”. El paso del “Teatro cotidiano” al “Teatro artístico” no plantea pues los problemas de inhibición ni los problemas “técnicos” que plantean otras artes. La esencia del Teatro ¿Qué tiene que ver esto con el teatro? La relación parece remota porque no es, ni mucho menos, directa y mecánica, pero vamos a tratar de establecerla: la característica fundamental del teatro es la de ser un medio de participación directa en la cultura. En el teatro el espectador modifica el producto artístico en el acto mismo de gozarlo. No lo consume, interviene en su producción, convirtiendo el acto de consumo en acto creador. Es cierto que se puede intentar un teatro de puro consumo que haga del espectador un ser pasivo que asiste a una especie de rito, pero esto es ir