Agenda Cultural UdeA - Año 2010 NOVIEMBRE - Page 8

ISBN 0124-0854 Nº 171 Noviembre de 2010 comprador actual se confunde o se deja llevar por el impulso de compra originado por estrategias de mercadeo de fabricantes y distribuidores de ereaders, como ocurrió recientemente con el lanzamiento del Ipad en Colombia o algunos años atrás, con la distribución del Sony Reader. Sin embargo, ante la pregunta ¿cuál e-reader es el más adecuado por ahora? posiblemente la respuesta más razonable sea: cualquiera de ellos (excepto, para Latinoamérica, los que poseen formatos de lectura exclusivos, como el Kindle y el Nook), si se considera que casi todos ellos están habilitados para abrir los e-books más comunes (.doc, .pdf, .epub, entre otros) y ninguno ofrece una solución definitiva al problema de la legibilidad en cualquier ambiente al tiempo que soporte despliegue policromático. Esto solo sucederá en cuanto se masifique la tecnología electrocromática. No obstante, existe un e-reader que se populariza con el paso del tiempo y que merece atención especial, ya que podría consolidarse como la solución temporal, o quizá definitiva: los teléfonos móviles inteligentes (smartphones). Vale la pena mencionar el caso de la casa editorial O’Rielly, que en el primer trimestre de 2009 registró un vuelco total en su modelo de trabajo: por primera vez sus e-books, preparados para el Iphone, superaron las ventas de los libros en papel. Es un claro ejemplo de la potencialidad de los teléfonos inteligentes en el mercado de e-books. En la actualidad, las nuevas generaciones viven sumergidas en un huracán mediático que les exige conocimientos mayores y que desarrolla en ellas nuevas necesidades de comunicación, como, por ejemplo, estar conectados e informados con sus grupos y redes en tiempo real y disponer de tecnologías versátiles con el máximo confort, sin limitaciones espaciales. Precisamente, esta tríada conectividadversatilidad-movilidad se incorpora en estos dispositivos y, por esta razón, para competir con estos niveles de funcionalidad, algunos e-readers como el Ipad comienzan a producirse en versiones que incluyen servicios de conectividad a redes celulares, y otros comienzan a ser fabricados en tamaños menores para ser más portables. Sin lugar a dudas, la incursión del teléfono celular en la cotidianidad está transformando poco a poco las actividades de entretenimiento y aprendizaje, y entre