Agenda Cultural UdeA - Año 2007 SEPTIEMBRE - Page 5

ISBN 0124-0854 Nº 136 Septiembre de 2007 callejera y la comida rápida. Iniciaré a partir de esas dos excepciones. semana en contacto con estos aceites, condimentos, texturas y olores. Yendo por las calles de Estambul, Ankara, Kütahya, Bursa, Konya, e incluso al sur del país, en ciudades como Izmir, puede uno comprar simit y comerlo mientras camina o arrojárselo por trozos a las gaviotas mientras va en barco. Simit es un tipo de pan parecido, en su forma, a un pandequeso, con la diferencia de que no está preparado a base de queso, es de una textura más bien dura — parecida a la del pan francés— y tiene ajonjolí en la superficie. Dentro de este tipo de comida callejera también pueden incluirse el kestane y las ostras con limón; estas últimas, muy propicias para aquellos que prefieren Entre la comida rápida incluyo toda la gama de kebablar —pitas— y guarniciones de pan, verduras y carnes. Los jugos no hacen parte habitual de las mesas en Turquía; sin embargo, el jugo de naranja es el preferido para acompañar este tipo de platos, aunque para beber existe una gama de bebidas gaseosas “extranjeras” de producción local, al igual que nuestra ciudad: desde Coca-Cola hasta turca. ColaKestane en acompañar su tanda de cervezas hasta bien entrada la noche a la orilla del mar. El kestane es un tipo de nuez que se asa en los andenes de las calles, en fogones parecidos a aquellos donde hombres y mujeres afrocolombianas asan chuzos, chorizos y mazorcas. No existen chuzos ni chorizos en la comida callejera turca, pero sí las mazorcas asadas y cocidas. No hacen arepas en Turquía. **Quizá valga la pena aclarar que Kebablar en Turquía no tiene absolutamente nada que ver con el Kebab vendido en Colombia, y más que un plato, o una variedad de comida rápida, es una clase de comida a base de Finalmente, dentro de la comida callejera también incluiría el sağlep —similar a la colada con canela— y el kokoreç, vísceras de cordero asadas. Para garantizar un mayor deleite a quienes no están habituados a este tipo de carnes, dicen los que saben, es necesario considerar muy bien el lugar donde son preparadas y llevar por lo menos una carne. Entre las más de cien variedades de kebab que existen, los que hacen parte de la comida rápida son, sin duda, una excepción. En un restaurante modesto, es común encontrar más de quince variedades de ellos, la mayoría bien y dispendiosamente elaborados. En Turquía, la gente no consume