Agenda Cultural UdeA - Año 2007 OCTUBRE - Page 15

ISBN 0124-0854 Nº 137 Octubre de 2007 distintas fases que evolucionaron desde el de la Universidad de Antioquia vienen desarrollando investigaciones sobre los orígenes de la agricultura entre los grupos de forrajeros que desde hace unos once mil años ocuparon estos ambientes montañosos. Mediante análisis microbotánicos de polen, fitolitos y almidones, se han obtenido evidencias suficientes para identificar la región como una de las zonas del noroeste de Suramérica en la que el aprovechamiento temprano de plantas condujo al cultivo y probablemente a la domesticación de algunas especies propias de los ecosistemas montañosos. Tanto en el valle del río Cauca como en el Porce, el impacto de tales prácticas se advierte desde hace unos 8.000 años, cuando se consolida la ocupación de estos ambientes. Los primeros efectos se producen como manejo, cuidado y cultivo de las especies silvestres seleccionadas, dentro de su propio hábitat, hasta su reproducción en sistemas artificiales, momento en el cual puede hablarse apropiadamente de agricultura. resultado de la tumba y quema de vegetación, realizada probablemente con la intención inicial de adecuar las áreas de campamentos y lugares de vivienda más frecuentemente ocupados. Tales actividades favorecieron el desarrollo de nuevas especies, entre las que fueron particularmente importantes las plantas Los orígenes de la agricultura en Colombia En Colombia, en los valles de los ríos Porce y Cauca, en los departamentos de Antioquia y Risaralda, investigadores adscritos al grupo de investigación del Laboratorio de Arqueología de crecimiento rápido, unas de las especies más ricas en nutrientes. Sin embargo, desde estas épocas, el desmonte de la vegetación debió orientarse también a la preparación de pequeñas áreas en las que se sembraban y reproducían las especies silvestres aprovechadas, una estrategia apropiada para incrementar la disponibilidad de recursos,