Agenda Cultural UdeA - Año 2007 DICIEMBRE - Page 29

ISBN 0124-0854 Nº 139 Diciembre de 2007 niña hubiera bastado para abrirle El tiro de gracia es un libro inspirado en una aventura real ocurrida en el escenario de la guerra civil del país Báltico y situado en torno a la guerra de 1914 y la revolución rusa. El libro tiene el valor de ser un documento humano, un testimonio no sólo de verdades psicológicas particulares, sino del desamparo moral en el que la realidad exterior sumerge y condena a vivir de manera voluntaria o involuntaria a los seres humanos. dolorosamente los ojos. Pero, o me equivoco mucho, o Sophie no era cariñosa; sólo tenía un corazón de una infinita generosidad; a menudo se confunden los síntomas de estas dos enfermedades tan parecidas […] Unos brutos que, unos años atrás, hubieran sido para ella parejas de baile, le habían enseñado harto de prisa la realidad escondida por debajo de las palabras de amor... Sophie, nacida la misma semana que yo, no era menor sino mayor que yo en desgracias. A partir de cierto momento, ella fue quien llevó el juego; y jugó muy fuerte, pues le iba en ello la vida […] Yo tenía a Conrad, y la guerra y unas cuantas ambiciones que surgieron después. No pasó mucho tiempo sin que para ella ya no hubiera más que yo… El amor había puesto a Sophie en mis manos como si fuera un guante de un tejido a un mismo tiempo flexible y fuerte; cuando la dejaba podía volver a encontrármela horas mas tarde en el mismo sitio, como un objeto abandonado […] Pronto se estableció entre Sophie y yo una intimidad de víctima a verdugo. La crueldad no provenía de mí, las circunstancias se encargaban de Bibliografía Gales, Matthieu, Con los ojos abiertos. Conversaciones con Margueritte Yourcenar, Plaza & Janés, 1989. Savigneau, Josyane, Marguerite Yourcenar, La invención de una vida, Alfaguara, 1991. Yourcenar, Marguerite. El tiro de gracia, Alfaguara, 1994. *Silvia Muñetones Jiménez es psicoanalista y miembro de la Asociación Colombiana de Estudios Yourcenarianos. ponerla; aunque no es seguro que yo no encontrase cierto placer en ello… Lo cómico de la cosa era que Sophie me había amado precisamente por mi frialdad y mi repulsa.