Agenda Cultural UdeA - Año 2005 DICIEMBRE - Page 28

ISBN 0124-0854 Nº 117 Diciembre 2005 ventana. Las cosas horribles que le dijo a la abuela acerca de sus proyectos sobre la muerte. Lo que hizo con esas fotos tan hermosas de las Bermudas ... todo. -¿Y entonces ... ? -dijo la chica. -En primer lugar, dijo que era un verdadero crimen que el ejército lo hubiera dado de alta en el hospital. Palabra. En definitiva, dijo a tu padre que hay una posibilidad ... una posibilidad muy grande, dijo, de que Seymour pierda por completo la cabeza. Te lo juro. -Aquí en el hotel hay un psiquiatra -dijo la chica. ¿Quién? ¿Cómo se llama? -No sé. Rieser o algo así. Dicen que es muy bueno. -Nunca lo oí nombrar. -De todos modos dicen que es muy bueno. Muriel, por favor, no seas inconsciente. Estamos muy iQué horror! ¿Dónde te quemaste? -Me quemé toda, mamá, toda. -iQué horror! -No me voy a morir. -Di me, ¿le hablaste a ese psiquiatra? -Bueno ... sí. .. más o menos ... dijo la chica, -¿Qué dijo? ¿Dónde estaba Seymour cuando le hablaste? -En la Sala Océano, tocando el piano. Tocó el piano las dos noches que hemos pasado aquí. -Bueno, ¿qué dijo? -iOh, no mucho! El fue el primero en hablar. Yo estaba sentada anoche a su lado, jugando al Bingo, y me preguntó si el que tocaba el piano en la otra sala era mi marido. Le dije que sí, y me preguntó si Seymour no había estado enfermo o algo por el estilo. Entonces yo le dije ... -¿Por qué te hizo esa pregunta? -No sé, mamá Tél vez porque lo vio tan pálido, y qué sé yo -dijo la chica-o La cuestión es que después de jugar al Bingo, él y su mujer me invitaron a tomar una copa. Y yo acepté. La mujer es espantosa. ¿Te acuerdas de aquel vestido de noche tan horrible que vimos en preocupados por ti. Lo cierto es que ... anoche tu padre estuvo a punto de cablegrafiarte que volvieras inmediatamente a casa ... -Por ahora no pienso volver, mamá. Así que tómalo con calma ... -Muriel... palabra ... El doctor Sivetski dijo que Seymour podía perder por completo la ... -Mamá, acabo de llegar. Hace años que no me tomo vacaciones, y no pienso meter todo en la valija y volver a casa porque sí -dijo la chica-o De cualquier modo, ahora no podría viajar. Estoy tan quemada por el sol que ni me puedo mover. -¿Te quemaste mucho? ¿No usaste ese bronceador que te puse en la valija? Está .. -Lo usé. Me quemé lo mismo. - la vidriera de Bonwit? Que tú dijiste que había que tener un chico, chiquísimo ... -¿El verde? -Lo tenía puesto. Con esas caderas. Se I la pasó preguntándome si Seymour estaba emparentado con esa Suzanne Glass que tiene una tienda en la avenida Madison ... la mercería ... -¿Pero él qué dijo? El médico. Ah, sí ... Bueno ... en realidad, mucho no dijo. Sabes, estábamos en el bar. Había un