Agenda Cultural UdeA - Año 2005 DICIEMBRE - Page 27

ISBN 0124-0854 Nº 117 Diciembre 2005 dije a tu padre que seguramente llamarías anoche. Pero no, él tenía que ¿Estás bien, Muriel? Dime la verdad. -Estoy gracioso, Muriel. Nada de gracioso. Es horrible. Realmente, es triste. Cuando pienso cómo ... -Mamá -interrumpió la chica-, escúchame. ¿Te acuerdas de aquel libro que me mandó de Alemania? Acuérdate ... esos poemas en alemán. ¿Qué hice con él? Me he estado rompiendo la cabeza ... -Tú lo tienes. ¿Estás segura? -dijo la chica. -Por supuesto. Es decir, lo tengo yo. Está en el cuarto de Freddy. Lo dejaste aquí y no había lugar en la ... ¿Por qué? ¿Él te lo pidió? -No. perfectamente. Por favor, no me preguntes siempre lo mismo. -¿Cuándo llegaron? -No sé ... el miércoles, a la madrugada. -¿Quién manejó? -Él -dijo la chica-o Y no te asustes. Condujo bien. Yo misma estaba asombrada. ¿Manejó él? Muriel, me diste tu palabra de que ... -Mamá -interrumpió la chica-, acabo de decírtelo. Condujo perfectamente. No pasamos de ochenta en todo el camino, esa es la verdad. -¿No trató de hacerse el tonto otra vez con los árboles? Vuelvo a repetirte que Simplemente me preguntó por él, cuando veníamos en el auto. Me preguntó si lo había leído. -iPero está en alemán! -Sí, querida. Ese detalle no tiene importancia -dijo la chica, cruzando las piernas-. Dijo que casualmente los poemas habían sido escritos por el único gran poeta de este siglo. Me dijo que debería haber comprado una traducción o algo así. O aprendido el idioma ... nada menos ... -Espantoso. Espantoso. En verdad es triste. Anoche dijo tu padre ... -Un segundito, mamá -dijo la chica. Cruzó hasta el asiento junto a la ventana en busca de sus cigarrillos, encendió uno y volvió a sentarse en la cama-o ¿Mamá? -dijo, exhalando el humo. -Muriel. .. mira, escúchame. -Te estoy escuchando. -Tu padre habló con el doctor Sivetski. -¿Ajá? -dijo la chica. -Le contó todo. Por lo menos, así me dijo ... ya sabes como es tu padre. Los árboles. Ese asunto de la manejó muy bien, mamá. Vamos, por favor. Le pedí que se mantuviera cerca de la línea blanca del centro, y todo lo demás, y entendió perfectamente, y lo hizo. Hasta se esforzaba por no mirar los árboles ... podía notarse. Entre paréntesis, ¿papá hizo arreglar el auto? -Todavía no. Piden cuatrocientos dólares, sólo para ... -Mamá, Seymour le dijo a papá que pagaría él. No hay motivo, entonces ... Bueno, ya veremos. ¿Cómo se portó? Oigo, en el auto y demás ... -Muy bien -dijo la chica. -¿Siguió lIamándote con ese horroroso ... ? No. Ahora tiene uno nuevo. -¿Cuál? -Mamá, . [qué importancia tiene! -Muriel, insisto en saberlo. Tu padre ... -Está bien, está bien. Me llama Miss Buscona Espiritual 1848 -dijo la chica, con una risita. -No tiene nada de