Agenda Cultural UdeA - Año 2003 OCTUBRE - Page 19

ISBN 0124-0854 Nº 93 Octubre 2003 entre los creyentes, está la Chola sin cabeza, el Jucumari (oso), y el cóndor ("ma//k¡j', en aymara) del que se cuentan historias estremecedoras o simples alegorías que exaltan su belleza, aparte de que el cóndor, por venir de las alturas al igual que la lluvia, es el símbolo seminal y fecundador de la Pachamama. Los cuentos de espantos y aparecidos en la tradición oral andina son muestras de que la inventiva popular es capaz de crear, con el golpe de la imaginación, situaciones. maravillosos personajes y una cultura. El mito, a diferencia de las leyendas, cuyos personajes existieron en algún momento pretérito de la historia, no tiene un tiempo definido ni un personaje que existió en la vida real. De ahí que el mito, tradicionalmente, está vinculado a la religión y al culto, porque sus personajes, admirados y adorados, son seres divinos, algo que tiene un nombre basado en un credo, pero jamás en una prueba concreta. Así como el cuento tiene un carácter profano, ya que tanto el autor como el lector lo conceptúan como una suerte de ficción, el mito tiene un tono Mitos de la tradición oral En las culturas andinas, como en todas las civilizaciones de Oriente y Occidente, los mitos juegan un papel importante en la vida cotidiana de sus habitantes, quienes desde la más remota antigüedad, dieron origen a una serie de deidades que representan tanto el bien como el mal. Los mitos, en cierto modo, son la esencia de una mentalidad proclive a las supersticiones y responden a los interrogantes sobre el origen del hombre y del universo. Los mitos, al igual que las fábulas y las leyendas, fueron llevados por los pueblos primitivos en sus procesos religioso y sagrado, y, sin embargo, tiende a ser verdadero. En casi todas las culturas se confunde el mito con la realidad, y se cree que los mitos de creación del universo son verdaderos, pues todavía hay quienes migratorios, y transmitidos de generación en generación a partir de la tradición oral y la memoria colectiva. El mito no sólo enseña las costumbres de los ancestros, sino también representa la escala de valores existentes en aseveran que los elementos materiales que nos rodean fueron creados por un ser