2 Generaciones Número 5 - Page 32

32

Sofía García

DONAJÍ, LA PRINCESA MÁRTIR

POR EL AMOR A SU PUEBLO

Esta presentación se lleva a cabo en la penúltima y última semana del mes de Julio, tomando los lunes como fecha exclusiva para este festejo Lunes del Cerro. O Guelaguetza, y los domingos previos se disfruta de una puesta en escena de la historia de Donajì -

La Leyenda de la Princesa Donají, Alma Grande, que en palabras de Jacobo Dalevuelta, en la vida real fue hija de monarcas. Según este escritor oaxaqueño Jacobo Dalevuelta , Donají nació en Roaló y forjó su espíritu en el ejemplo del valor, la sabiduría y la lealtad de su padre Cosijoeza y de su madre Coyolicatzin.

Según la leyenda, Cosijoeza, señor de Zaachila, se unió a los mexicas después de combatirlos y tomó como esposa a una hija de Ahuítzol, rey de Tenochtitlan, llamada Coyolicatzin (Copo de Algodón), asegurando así la tranquilidad de sugobierno. De aquel matrimonio nació Cosijopí (Rayo Celeste) y la encantadora princesa Donají (Alma Grande).

Cuando Cosijoeza se unió a los mexicas provocó el disgusto de los mixtecos, quienes dirigidos por Dzahuindanda, lo atacaron apoderándose de Monte Albán. Donají fue tomada como rehén y llevada a Monte Albán cautiva por los mixtecos. Dzahuindanda se enamoró de su hermosura, pero Donají amaba a su padre y a su pueblo, por el que deseaba sacrificarse, y envió a una joven de su confianza a dar un mensaje a su padre donde le decía que podía recuperar Monte Albán, que lucharan por él, que Pitao, dios de toda la tierra, los apoyaría. Entonces, los zapotecas se lanzaron a este objetivo avisándole a la princesa que iba a ser recuperada con la reconquista de la ciudad zapoteca. Sin embargo, al fragor de la batalla, viéndose diezmado, Dzahuindanda abandonó la fortaleza y se llevó a Donají.

Fuente: Homenaje racial Guelaguetza