2 Generaciones Número 5 - Page 26

26

Diana Toscano

“Las vibraciones en el aire son el aliento divino hablando con alma de hombre. La música es el lenguaje de Dios”

Beethoven

Si platicamos, te describiría la música como…

El universo en vibraciones audibles; en su compás, cada vibración es sonido y en su conjunto las armonías. Es así como la música se levantó con el hombre y el hombre con la música. Entonces, fue capaz de comunicarse con la naturaleza como lo hacen otras creaturas de la naturaleza y lo hizo del mismo modo con otros seres humanos y sus dioses. Interactuando y creando sinergia, fluyendo con orden y ritmo, originando un espacio para la expresión de grandes rangos de emociones desde las más primarias y terrenales hasta las más sublimes.

Y para la humanidad la música ha jugado un papel determinante en su desarrollo…

Ya una vez que ésta variedad de expresión fue adquiriendo su contexto social y humano, logró desempeñar funciones dentro de la comunicación e información como lo hacían los heraldos, los trovadores y en últimos tiempos los intérpretes de corridos reflejando una realidad circunscrita a un tiempo y un espacio determinados.

También ha servido a la cultura como lo hizo a través de la expresión de las tradiciones orales de los pueblos antiguos que de otra manera hubieran sido olvidadas. Así mismo ha sido instrumento de conexión en la religión y espiritualidad. Ha ayudado a elevar la conciencia de las personas hacia estados de conciencia alterados, donde casualmente las deidades o seres espirituales se ven relacionados con esta bella arte, donde coros de seres de luz crean una realidad mediante su celestial música.

En este mismo tenor algo que no pasa de moda en tiempo alguno es el entretenimiento y esparcimiento. En este la música es a la vez un catalizador social que expresa, modifica y marca el tempo de una época. Revela su conciencia, su identidad colectiva y a la vez, en la intimidad del hogar, revela nuestro modo de conectar con nosotros mismos y nuestras emociones. De manera cotidiana ayuda a generar a la creación de ambientes, externos e internos.

La música expande sus límites hasta la medicina, donde una disciplina bien documentada asiste en la terapéutica energética, emocional, cerebral e inclusive corporal. Se le dan el nombre de musicoterapia a este lenguaje universal que dicen neurólogos es el lenguaje más cercano al base y operativo del cerebro.

Todas estas facetas de la música han estado en realidad entrelazadas en todas las épocas y no es posible verlas de manera fragmentada. Juntas nos muestran la unidad de la realidad que se vive en el tiempo y espacio, de igual manera que sucede en un pentagrama donde cada sonido corresponde a un tiempo específico y las notas y silencios e intenciones fluyen de momento a momento en armonía.