12052013 QUE 09_13 - Page 44

UN ESTUDIO PONE SOBRE LA MESA LA INFLUENCIA DE LA DIETA -EN ESTE CASO DE LA PROTEÍNA ANIMAL- EN LA FERTILIDAD MAS- CULINA. ¿Perjudica o beneficia la carne a la fertilidad? La respuesta correcta sería: depende de la carne. Una nueva investigación concluye que a mayor consumo de carne procesada (embutidos, salchichas, bacon...), peores resultados en las parejas sometidas a tratamientos de fecun- dación in vitro. Por el contrario, los hombres que consumieron pollo y otras aves tuvieron mayor éxito en sus tratamientos de fecundación. “Muchos estudios han demostrado que la dieta puede afectar la ferti- lidad humana, pero nuestras dietas son tan complejas que es difícil desentrañar cómo determinados tipos de alimentos pueden afectar a los resultados reproductivos”, ex- plica Rebecca Sokol, presidenta de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva. La investigación, dirigida por el científico Wei Xia de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston (EE.UU.), examinó los resultados de 141 hombres cuyas parejas se habían sometido a la técnica de fecundación in vitro. Todos ellos proporcionaron información sobre 44 su dieta, incluyendo la cantidad y el tipo de carne que consumían habitualmente. La revisión de los resultados reveló una asociación entre el consumo total de carne y la tasa de éxito en el proceso de fecundación in vitro, de tal manera que, los hombres cuya dieta se basaba generalmen- te en aves obtuvieron un 13% más de éxito que los que comían más carnes procesadas con respecto a la técnica de reproducción asistida con ICSI (Inyección intracitoplás- mica de espermatozoides) y de un 28% más de éxito para los que no utilizaban ICSI. masculina a causa de un alto nivel de consumo de carne”, senten- cia Natan Bar-Chama, director de medicina reproductiva masculina del Hospital Mount Sinai de Nueva York (EE.UU.) y que no participó en el trabajo. ¿Deberían los hombres modificar su dieta y evitar las carnes procesadas a la hora de buscar un hijo? Los autores creen que este cambio de actitud sería de lo más razonable. “La ingesta de carne roja ya ha sido asociada a un mayor riesgo de cán- cer, y ahora, a la disminución de la fertilidad de los hombres. A partir de ahora, las investigaciones nece- sitan centrarse en los mecanismos biológicos que reducen la fertilidad TM MAGAZINE 13 de septiembre de 2018